El desempeño de la terna arbitral

Ignacio Andrés Lupani Stewart Usher fue el juez principal de Platense – Defensores. Cumplió con una aceptable labor. Se mostró muy enérgico, por momento temperamental, claro con su lenguaje corporal para no dejar dudas con respecto a sus fallos. Trabajó cercano a las acciones, siempre trató de encontrarse de cara al juego, y utilizó los intercomunicadores con sus asistentes.

A 28

En el arranque del encuentro (minuto 4) protagonizó una desinteligencia con el segundo asistente, el cual sancionó erróneamente un lateral favorable a Platense, revirtiendo su fallo. El línea quedó condicionado a partir de allí en una acción que debió haber sido solucionada con el uso de la tecnología. Si bien no había sido lateral para el “Calamar”, tampoco lo fue para Defensores porque, sencillamente, la pelota nunca se había ido completamente del terreno de juego y Lupani nunca pudo haberla visto por encontrarse detrás de la acción.

Estuvo especialmente celoso con el guardametas visitante Albano Anconetani con la pérdida de tiempo, advirtiéndolo de manera rápida y enérgica en el minuto 13. Quizás los goles de Platense en la primera etapa hicieron que tales advertencias no debieran repetirse. Tampoco hizo falta con Platense, puesto que aún con el resultado puesto el “Calamar” se dedicó a jugar al fútbol.

Otra desinteligencia con el segundo asistente se produjo en el minuto 22 cuando éste no permitió la rápida continuidad del juego mediante el lanzamiento de manos por considerar que el balón se encontraba desinflado. Lupani solicitó la reparación inmediata de las acciones, esta vez con otra pelota, al mismo tiempo que el asistente aún continuaba con la otra pelota en sus manos.

Con respecto a las sanciones disciplinarias, las amonestaciones mostradas fueron las correctas dentro del contexto de un partido que se fue desnaturalizando producto de la falta de fortaleza física y táctica de Defensores de Belgrano. A pesar de ello, fue Platense quien sufrió tres tarjetas, siendo tan solamente una la recibida por la visita. Fue demasiado tolerante con Fernando Enrique, futbolista que cuando se dedica a jugar al fútbol lo hace en gran forma pero cuando decide dejar de hacerlo resulta ser francamente insoportable, protagonizando permanentes actitudes antideportivas. Mereció ser al menos amonestado por reiteración de infracciones cuando promediaba el complemento, y puntualmente tras propinarle un codazo a Olivares quizás hasta debió haber sido directamente expulsado.

Por lo expuesto, dentro del contexto de un partido que se jugó más de lo que se lo luchó, su tarea fue apenas aceptable. En mi particular concepto, quien se encuentra en alto concepto por la Dirección Arbitral mereció ser calificado por lo actuado en este partido con un puntaje de 5,50 (Cinco Puntos con 50/100)

EL DESEMPEÑO DE LOS JUECES ASISTENTES

El Sr. Guillermo Santillán cumplió una muy buena labor. Fue el que mejor entendió cómo trabajar el encuentro con el Juez Principal, dejándole los fallos cercanos a su posición al mismo, y en todo caso acompañándolos con “timming”.

Sin embargo, cuando le tocó tomar decisiones lo hizo de manera acertada. Veamos aquellas acciones que merecieron su correcta intervención:

Minuto 42 de la Primera Etapa: Habilitación de Junior Bueno

PT 42 Habilitado Junior Bueno

Bien parado de frente a la acción, con otra correcta posición del Juez Principal, no fue difícil percatarse que el último hombre de Platense habilitaba al lateral colombiano.

Minuto 33 del Segundo Tiempo: Daniel Vega bien habilitado, Fuera de juego de Cristian Zarco bien sancionado

ST 331 Daniel Vega habilitado por Julio Bueno

Junior Bueno habilita a Daniel Vega, quien recibe la habilitación precisa por parte de Juan Manuel Olivares, quien esperó el momento en que el “Contador” se encontrara en posición habilitada. Tanto Santillán como Lupani se encontraban muy bien ubicados con respecto a la situación.

ST 332 Cristian Zarco estaba adelantado

En la siguiente acción, Vega decide habilitar a Zarco, quien pica por la derecha, pero el “Punchi” se encontraba un paso adelantado a la posición de Junior Bueno. Si bien en el “pique” Santillán queda un poco relegado, observa el adelantamiento con visión periférica y sanciona lo correcto. Lupani se encontraba bien ubicado en tiempo y espacio.

Por lo expuesto, se concluye que lo actuado por el Primer Asistente fue realmente bueno, mereciendo una calificación de 7 (Siete Puntos)

En tanto, la labor realizada por el Segundo Asistente, Sr. Martín Alonso, tuvo aciertos y desaciertos. Los primeros con jugadas decisivas, aquellas en donde se tuvo que anular o habilitar una situación manifiesta de gol, y las segundas con aquellas desinteligencias anteriormente descriptas con el Juez Principal.

A lo anteriormente descripto con respecto a aquellos laterales, los aciertos del Asistente deben contabilizarse a la hora de habilitar o anular jugadas, principalmente de cara al arco defendido por Jorge De Olivera en el complemento. Veamos:

Minuto 5 del Segundo Tiempo: Correcta habilitación de Fernando Enrique

ST 04 Enrique habilitado

Ezequiel Aguirre lanza el pase profundo hacia el punto penal. Lupani observa el lanzamiento (correctamente), y Enrique se dispone a dar el paso adelante observando el lanzamiento de su compañero para tratar de romper el achique de la defensa “Calamar”. El jugador adelantado era Vazzoler, pero el Asistente espera ver qué jugador es el que va en búsqueda del balón. El “9” visitante se queda estático mientras el “8” toma contacto con la pelota, definiendo mal por arriba del arco. Una buena determinación del Sr. Alonso, quien firme a lo aconsejado por la Board aguardó la toma de contacto del balón por parte del futbolista atacante.

Minuto 23 de la Etapa Complementaria: Correcto en el fuera de juego de Francisco Vazzoler

ST 23 Vazzoler adelantado

Pablo Miranda haciendo la veces de “enganche” en el caótico final táctico del “Dragón” trata de habilitar con un sobrepique a Vazzoler, que se encuentra en esta ocasión claramente adelantado.

Para finalizar, podría contabilizarse como error no haber sancionado una mano de Sosa cercano al límite lateral del terreno de juego en el minuto 26, pero el Asistente se encontraba lejos de la acción no por desubicado sino por estar profunda la ubicación de los últimos jugadores en el terreno de juego, y Lupani se encontraba tapado, por lo cual ninguno de los dos pudo haber observado con claridad la acción.

ST 26 Mano de Sosa

Por lo expuesto, la actuación del Asistente se encontró dentro del límite de lo aceptable, quizás por no haber trabajado de manera eficiente el partido con el Juez Principal, sobre todo durante los primeros minutos del partido. Su calificación es un 5,50 (Cinco Puntos con 50/100).

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *