“Jugando en Platense soy feliz”

El goleador volvió a casa, una vez más. En su quinto retorno al Calamar, tras haber sido echado hace un año, “Trapito” estuvo con el periódico El Barrio contando sus nuevas-viejas sensaciones, hablando de lo que pasó y de lo que vendrá. Asegura tener fuerzas y ganas para “ayudar” al equipo, que sueña con volver al Nacional B.

pizap (5)

Por Julián Amerise | Periódico El Barrio

-Bueno, otra vez en casa.
-Sí, la verdad que estoy muy contento de estar de nuevo donde soy feliz jugando al fútbol. Estoy en casa, donde tantos años he vivido.

-¿Es la quinta vuelta?
-Es el sexto contrato que firmo, pero uno fue renovación. Sí, sería la quinta vuelta. No sé si habrá algún registro parecido. Soy de esos que me crié, salvando las enormes distancias, con Alonso en River, Bochini en Independiente, Gatti en Boca. La identificación con los colores era importante. Creo que me pasa algo parecido.

-Hace un año estaba todo mal. Se pasaban la pelota de un lado a otro, nadie explicó quién ni por qué te echaron. ¿Qué pasó?
-Fueron los dirigentes. No quiero volver mucho sobre el pasado porque ya fue. Si no les gusta cómo jugás todo es válido, pero no la manera en que me lo transmitieron. Fue una jugada artera. Kopriva estuvo cerca de venir a dirigir a Talleres y me llamó antes para aclararme que no tuvo nada que ver con mi salida. Más claro que eso no hay.

-¿Había algún preacuerdo con esta dirigencia actual para volver?
-No, en realidad con Gonzalo Bergessio hicimos algunos saludos para las elecciones, pero sin ningún compromiso de parte de ellos hacia nosotros ni viceversa. Lo hice porque conozco a muchas personas que estaban cuando salimos campeones y porque para tomar decisiones tiene que haber gente que sepa de fútbol.

-¿En qué etapa de tu carrera creés que estás?
-Me siento bien. El año pasado estaba mal de la cabeza porque sentía que no me querían y es muy feo estar en un lugar sabiendo que te van a echar. Tenía la ilusión de que no iba a terminar sucediendo lo que pasó, pero se dio la lógica porque estaban llevándome durante un año entero a eso. Fue un año de desgaste, buscando mi salida. De mi lado no se iba a dar, porque no me quería ir. Después de un año en Talleres me di cuenta de que estoy para seguir demostrando que puedo estar para más, porque estoy feliz.

-Está claro que no querés polemizar con lo que pasó, pero se llegó a decir que te ibas porque el “vestuario no te quería”. ¿Fue así o esta fue una forma de sacarse la pelota de encima por parte de la CD para con el hincha?
-Voy a contar una infidencia, pero me vinieron a buscar ahora antes de que termine el campeonato para ver si podía jugar el reducido. Consultaron a los compañeros y, por lo que me transmitieron, estaban todos de acuerdo en que volviera. No era un tema de vestuario, nunca me peleé con ningún compañero. Me llama la atención y me dolió porque conspiró contra mi profesión y contra mi moral. Tengo principios de vida que valen más que cualquier carrera profesional.

-¿Lo hablaste con tus compañeros?
-Obviamente, porque si era así no me iba a quedar con la espina adentro. Miré para los costados a ver qué pasó y ninguno me manifestó nada. Yo con eso me quedo tranquilo, pero la verdad es que no tengo por qué andar aclarando algo que se sobreentiende que fue de mala leche de gente que no me quiere y está bien. Se respeta que no me quieran, pero no midieron el daño al ser humano. Lo deportivo es siempre opinable. Fue muy feo lo que dijeron de mí.

-Vicente Sayago es el máximo goleador de la historia de Platense por el momento. Pero podría decirse que, debido a cuando fueron sus goles, los tuyos -70- son los que más gritamos los hinchas. ¿Te desvela llegar a los 75?
-A ver, no es mi obsesión. No es por lo que volví. Todos saben que no soy hincha de Platense, pero tengo un amor muy grande por el club. El amor lo demuestro con hechos, no ando haciendo demagogia. Te repito que éste es el sexto contrato y en los anteriores que firmé nunca se me cruzó por la cabeza ser el máximo goleador de la historia. Mi única felicidad fue jugar en Platense y es lo que sigo sintiendo hoy. Mi felicidad va por ese lado y no tengo otro objetivo. Jugando en Platense soy feliz. El año pasado pensé en dejar de jugar, pero me puse como meta volver a jugar acá y por eso seguí adelante.

Daniel Vega iniciará su quinta etapa como jugador del Marrón.

-De todas formas, Platense tiene más de 110 años. Debe ser fuerte estar cerca de ser el máximo artillero.
-Sí, pero no te voy a mentir en que todas las noches pienso en volver a salir campeón con Platense. Sería mi sueño más grande quedar como el único campeón dos veces en la historia. Eso sí me desvela, lo sueño, lo quiero cumplir y quiero ayudar para que pase. Siento que al club puedo darle algo que necesita, que es salir de esta categoría, y voy a hacer lo imposible por dárselo. Estuvimos muy cerca hace poco con Temperley, no se nos dio, pero tengo las mismas ganas que en ese momento. Ojalá que este nuevo equipo y cuerpo técnico que estamos conformando vayamos por ese rumbo.

-¿Podés elegir uno de los 70 goles que hiciste?
-Siempre el más significativo, el más lindo o el más importante va a ser opacado por el primero. El primer gol en Primera es inigualable. Encima coincidió con el cumpleaños de mi mamá, no me olvido más.

-¿Podrías contar esta nueva etapa como profesor?
-Bueno, yo me recibí de Manager Deportivo en la UCA. Este año empezó la carrera en la Fundación de Futbolistas y cuando comenzó me consultaron si podía dar una mano. La idea es que los jugadores estudien y no se queden solamente con la pelotita. Me ofrecieron algo que necesitaban, que es Administración y Finanzas, que va en paralelo con lo mío: soy Contador Público. Así que doy clases de eso.

-¿Cómo ves este nuevo Platense con Fernando Ruiz a la cabeza?
-A Fernando lo conozco hace añares, fuimos compañeros en Estudiantes. Como entrenador lo voy conociendo y veo que trabaja con mucha seriedad. Es muy abocado al trabajo, no deja nada librado al azar por lo que se ve. El profe es muy intenso, así que estamos bien encaminados. Los refuerzos que están llegando son acordes a lo que es Platense para esta categoría, van a aportar mucho. La idea es conformar primero un buen grupo, después un buen equipo. Hay que entender que por más que Platense es el más grande, a la hora de jugar no hay grandes. Si no mirá la final del reducido: fue Riestra-Comunicaciones. Si juntas a todos los hinchas que tienen no llenan el Ciudad de Vicente López. Hay que jugar bien, no decir que somos Platense y nada más. Si jugás bien podés ascender: Morón, Comunicaciones y Riestra llegaron con justicia.

-Se fueron muchos jugadores.
-Y sí, 50 contratos era algo impagable para la Primera B, se tenían que ir algunos sino no se puede sostener.

-Recién hablabas de “jugar bien”, ¿es posible jugar bien en esta categoría?
-Vengo de un equipo, Talleres, que jugaba muy bien, no bien, pero sin conseguir resultados porque no teníamos la calidad individual de otros equipos. Pero jugamos al fútbol de verdad, proponíamos cosas muy interesantes. No tuvimos suerte, porque se nos lesionó el arquero y jugaron muchos chicos.

-¿Te va a pesar ser el referente que absorbe las presiones?
-Será un placer, es lo que te decía de la identificación. Lo asumo desde lo bueno y desde lo malo. No me gusta cuando la cosa no viene bien, porque hay que bancar situaciones difíciles, pero sean buenas o malas no cambian mi forma de ser. Me encantará dar una mano. Nunca me voy a esconder y siempre estaré al lado del que peor esté.

-Tu regreso se dio el Día del Amigo, el 20 de julio, y por lo que uno pudo averiguar desde ese día muchos hinchas, más de lo normal, están asociándose a Platense. ¿Se siente lindo ser querido así por los hinchas?
-Es un honor y un halago terrible. Me conocés desde el primer día, fuiste el primero que me hizo una nota cuando yo no era nadie y no me olvido nunca de los amigos. Si me tengo que basar en lo malo, no vuelvo nunca más. Porque me echaron cuando salí campeón, me echaron el año pasado y sin embargo siempre volví, porque me debo a gente como vos y todos los que me demuestran su afecto.

This article has 1 Comment

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *