Psicodrama

Compartimos nuestro punto de vista acerca del último partido que disputó Platense, el cual terminó con una dura derrota por 4-0 contra Riestra, en condición de visitante. Ahora al equipo de Omar Labruna se le vendrá Tristán Suárez, el próximo sábado en Vicente López.

17904411_1300470266706489_693099312235687776_n

La dura derrota del Marrón el sábado pasado en el Bajo Flores ante el Deportivo Riestra fue un golpe difícil de asimilar, aún para el más optimista de los hinchas. La “paliza” táctica que dio el blanco y negro al equipo de Vicente López en el complemento anotándole cuatro goles en 45 minutos es complicado de digerir. Luego del encuentro los rostros cabizbajos de cada uno de los jugadores hacía denotar lo antes mencionado.

El primero y más claro en hablar fue Omar Labruna, quien se mostró muy molesto con el desgano y la falta de reacción que vio en sus dirigidos tras el 2-0 anotado por Benítez que liquidó rápidamente el pleito en 10 minutos de juego de la segunda parte. Precisamente es el DT quién tendrá el trabajo más arduo en la semana, debiendo trabajar en la mente del plantel para recordarles que estuvieron bajo su conducción sosteniendo 14 encuentros sin conocer la derrota, y recordándoles que estaban anteúltimos en la tabla de posiciones, llegando a ocupar el tercer lugar a escasos puntos del “Gallo”.

Más importante que corregir errores (que los hubo a montones, sobre todo en las marcas) es trabajar en la cabeza de los jugadores para que se recuperen del cachetazo sufrió ante Riestra… Platense está obligado a dar vuelta de página y pensar en hacer su mejor performance de aquí hasta el final, y para ello debe sumar la mayor cantidad de puntos que quedan, con especial importancia en los encuentros ante Atlanta en Vicente López, y ante el Deportivo Morón en Castelar; aguardando también que los de arriba sufran algún traspié que facilite dicha tarea.

Además de lo psicológico (primordial) habrá que hacer foco en lo futbolístico, viendo la manera de rearmar la defensa averiada por la lesión de Talamonti, que se suma a la ya conocida ausencia de Carrasco (que tiene por lo menos un partido más por los puntos en la mano). Las buenas noticias corren por la vuelta del “Pato” Rodriguez, a quién se extrañó de mitad de cancha hacia arriba…

Mucho trabajo, y desde todas las aristas posibles, para el DT de aquí al sábado de cara al partido ante Tristán Suárez, en el que se buscará enderezar el rumbo y volver a la buena senda a la que Labruna tiene acostumbrado al “Calamar”.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *