Cuatro de cuatro

La Reserva de Platense le ganó 2-1 a Acassuso, hoy en Boulogne, por la fecha 11 del Torneo 2016/2017. Nelson Ramos fue quien abrió la cuenta, Agustín Benítez igualó para el local, pero Nicolás Lugli apareció para darle la victoria al “Calamar”, de penal. Los de Claudio Spontón mantuvieron su puntaje ideal en 2017.

a nota

El equipo de Reserva de Platense arrancó con todo el 2017 y piensa seguir al mismo ritmo. Esta vez, en la mañana de jueves, derrotó 2-1 a Acassuso, en su cancha situada en el barrio de Boulogne. Los de Claudio Spontón se mantienen a tres puntos del líder Villa Dálmine.

Para este encuentro, el “Ruso” puso en cancha a: 1 Nahuel Clavero; 4 Luciano Damonte – 2 Federico Markunas – 6 Erik Schmidt – 3 Sasha Marcich; 5 Miguel Conicelli – 7 Cristian Zarco – 10 Francisco Greco – 8 Nelson Ramos; 11 Franco Baldassarra y 9 Nicolás Lugli.

El “Marrón” arrancó de la mejor manera el partido. A los cuatro, en la primera aproximación, Ramos recibió afuera del área y sacó un derechazo que rozó la mano de Velázquez, pero igual se metió. El partido nacía y Platense ya ganaba 1-0, gracias al segundo tanto consecutivo del nacido en Colombia en el torneo.

Luego, la visita pudo controlar por ratos la pelota para seguir generando. Conicelli aportó presencia en la mitad del campo, apoyado por la entrega de Greco y la rapidez de Ramos y Zarco, por los costados. Del otro lado, “Ssuso” tuvo una clara con Melo, que se fue por arriba, pero no exigió demasiado a Clavero. “Tense” tuvo dos concretas para ampliar; primero con un cabezazo de Markunas, por arriba, y con un derechazo por arriba de Zarco, tras una apilada de izquierda a derecha.

En la segunda mitad, la historia se emparejó; es que al minuto Agustín Benítez se escapó por derecha, entró al área y metió un fierrazo al ángulo. Empate y a empezar de vuelta. Tras el mazazo, Platense levantó rápido la cabeza y volvió a ser agresivo. Zarco se cargó el equipo al hombro y fue clave para la remontada. El “Punchi” generó la infracción que desencadenó en el 2-1. Fue a los 13 cuando aceleró, ingresó al área y recibió la patada de Genito. La bola del penal la tomó el goleador Lugli, que remató arriba a la derecha para devolverle la ventaja a los de Saavedra y alcanzar su cuarto grito consecutivo en el torneo.

La ventaja hizo que Spontón comience a hacer modificaciones en el equipo. Primero ingresó Sebastián Domínguez, que ayudó mucho a Conicelli, luego fue Santiago Espina y por último Damián Monsalvo. El “Quemero” empujó como pudo en el final, pero no logró hacer sufrir a Platense. Tras los cuatro minutos de adición que dio el juez, el “Calamar” pudo volver a festejar los tres puntos, como sucedió en los tres partidos anteriores del torneo. Por ahora, no hay nadie que lo pare.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *