Al borde de la perfección

La victoria del lunes por la noche ha dejado un gusto empalagoso en el paladar del hincha “Calamar”, y es que en todas sus líneas ha dejado una excelente impresión no solo en lo estrictamente futbolístico sino también en la cuestión física. Aquí, dejamos nuestra opinión del primer juego del 2017.

17309671_1268725763214273_9154467009063001520_n

El partido ante Barracas Central ha mostrado un plantel sumamente entero durante los 90 minutos de juego; y ese es a mi parecer el principal cambio que se ha visto, por lo menos, en el primer encuentro de este año 2017. Si bien los resultados durante el ciclo de Omar Labruna han sido sumamente satisfactorios, si hay algo que se le criticaba al equipo era que terminaba pidiendo la hora desde lo físico y ganaba con lo justo, producto de que no liquidaba los encuentros y terminaba sufriendo quizás demasiado atrás en los minutos finales, donde se quedaba sin nafta.

Ante el “Camionero” y tal como describió el DT, se perdieron muchas ocasiones de gol, sin embargo, durante gran parte de la etapa complementaria el Marrón fue incisivo y superó a su rival aprovechando las contras a través de los espacios que la visita le dejaba. Un muy buen despliegue desde lo táctico para enarbolar las contras, y parar a los jugadores en la posición correcta. Pero hubo puntos muy sobresalientes desde lo individual, con muy buenas performance de Jonathan Bustos, Franco Cabral y Patricio Rodríguez… y una excelente tarea defensiva de la última línea de la mano de Talamonti y Maninno.

Este lunes por la noche se vio una actuación muy buena en líneas generales… si hay algún punto criticable seguramente sea propio de la táctica empleada por el DT, sumamente ofensiva, en donde se descuida un poco la mitad de cancha a la hora del retroceso, compensado precisamente por el buen estado físico logrado por el resto de los volantes con características ofensivas, como Bustos, Quiroga o el mismo Rodríguez, que acompañaban a Lorefice a la hora de contener los avances del rival… Mozzo se mantuvo muy distante de este último, y tras ser suplantado por Carreira en el entretiempo, el “Calamar” se asentó un poco más en lo defensivo. El ex colegiales jugó un gran partido, como hace mucho no tenía, y quitó todo en el medio, dándole más dinamismo de juego a un Platense que requería eso, recuperación y contragolpe para un encendido Jonatan Bustos, y un “Chino” Vizcarra atento y por momentos muy preciso.

Cabe destacar por último, siguiendo el hilo de lo anteriormente mencionado, que los cambios fueron muy eficaces, para poder dar aire fresco al plantel en los momentos precisos, antes de que se quede sin aire. Los ingresos de Vazzoler y Palavecino impidieron que el marrón retroceda en demasía, y continúe incluso presionando por momentos bien arriba… punto para el DT, no solo por la racha y el resultadismo, sino desde el entendimiento del juego y análisis del rival.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *