Nace el Polaco Goyeneche

Este domingo se cumplieron 91 años del nacimiento de un símbolo del tango y sobre todo de Platense: Roberto Goyeneche o simplemente el “Polaco”. Desde aquí lo recordamos por sus proezas y por llevar siempre alta la bandera marrón y blanca. Permanecerá imborrable a través de sus letras.

Polac

Dueño de un personalísimo estilo que fue perfeccionando y acentuando con los años, Roberto “el Polaco” Goyeneche, se inició en 1944 en la orquesta de Raúl Kaplún para pasar pronto a cantar a las órdenes del maestro Horacio Salgán, donde formó dúo con Angel Díaz, recibió el apodo que lo acompañaría por siempre y dejó grabadas antológicas versiones de “Alma de loca”, “Yo soy el mismo”, “Un momento” y “Siga el corso”.

Su desempeño más destacado como cantor de orquesta tuvo lugar cuando integró la formación de Aníbal Troilo, período que parecía ser el pináculo de su trayectoria. Sin embargo se consagró más tarde como solista y el reconocimiento le llegaría a la madurez de su voz para no abandonarlo hasta su muerte.

Muy reconocido por su calidad interpretativa y por su particular modo de frasear con rubato las melodías del tango. En cambio la “colocación” de su voz era bastante típica en el tango. La particularidad rubata de Goyeneche se basaba en no hacer coincidir el tempo de la letra con el tempo del acompañamiento musical. La frase siempre quedaba por delante o por detrás del compás, cosa bastante infrecuente en el tango.

La revolución que realizó en el tango también la hizo en su pasión por el fútbol. Como bien se recuerda en “Motorola” el famoso cuento de Eduardo Sacheri (leído por Alejandro Apo) El “Polaco siempre decía:”Vos preguntale a 40 chicos ¿De quien sos vos? ´Yo, de Boca´, ´Yo, de River´, ´Yo, de River´, ´Yo, de Boca´. Y yo no, yo soy de Platense, viejo ¿O no se puede ser de Platense? ¿No le dimos en la cabeza a Boca y a River también? ¿No salimos campeón de la Liguilla que le ganamos cuatro veces a Boca? ¿Eh? ¿O no? Yo a Platense lo tengo acá adentro”.

Goyeneche siempre será recordado dentro del mundo Calamar. Su figura tan especial vivirá siempre que juegue Platense y que la gente se acerque al Ciudad de Vicente López para llenar la cabecera principal, la que da a la Avenida General Paz, ya que lleva bien en grande y en alto su nombre.

Desde este espacio recordamos a Roberto Goyeneche por lo que fue; un símbolo para Saavedra y para Platense. Por eso en estos 90 años que cumpliría le decimos ¡Hasta siempre Polaco!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *