Penales en la madrugada

El viejo Gasómetro de Avenida La Plata fue el mudo testigo de aquel encuentro en el que se jugaba nada menos que la permanencia en Primera. Los intérpretes fueron Lanús y Platense. El desenlace: Una larga serie de penales para definir quien descendería. Hoy se cumplen 39 años de la hazaña Calamar con el arquero Miguelucci como figura.

platense-megueluchi

Están ahí, sentados, con los nervios a flor de piel y la adrenalina a 10.000 kilómetros por hora y una angustia que a duras penas pueden contener.Están en Boedo, en la sofocante noche de casi 30 grados. Es el miércoles 16-11-1977, una noche que parece interminable, con un cielo encapotado y una lluvia que en cualquier momento se desata. No se conocen entre sí. Uno se llama Absalón y está en la tribuna Calamar tras tomarse el 133 en Saavedra. El otro se llama Eutiquio, y llegó de Lanús con el 75. Ambos asisten a algo que parece una final del mundo… pero, no es un desempate por el descenso entre Platense y Lanús.

Son las 21:00, salen los dos equipos nerviosos y tensos. Los de Platense de Marrón y los de Lanús de blanco. Saben que este partido es de vida o muerte. El árbitro Barreiro da la orden de empezar, Absalón, Eutiquio y más de 20.000 presentes se concentran en un partido donde cualquier error puede ser fatal….

21.45: Termina en cero el primer tiempo.
22.00: Comienza la segunda parte.
22.45: Termina la segunda parte. La ruleta canta: cero!
23.00: Comienza el alargue, son 30 minutos más…
23.30: Terminan los 120 minutos. Absalón y Eutiquio lo saben, ahora es suerte y verdad, plata o mierda, gloria o Devoto. Algunos rezan, otros esperan, todos miran a los “unos”: Sánchez y Miguelucci…

23.45: Comienzan los penales, arranca Miguel Arturo Juárez y gol, luego Cárdenas, Belloni, Pachamé, Pérez, Ribecca, Ulrich. Cinco penales cada uno y 100% de efectividad. Miguelucci tapa a Coria, Sánchez tapa a Gianetti, gol de Moralejo, Miguel Angel Juárez anota, Benejú es atajado y se pone a llorar, Niro remata… y afuera… Zárate, Rivero, Barrera, Pinasco y Giachello, todos gol. Peremateu, roto y todo va… pero falla… va Sánchez, puede dejar al Grana en primera y… Miguelucci contiene.

01.00 del jueves 17: Ahora va… otra vez Juárez, Miguel Arturo… ¿cómo? ¿Otra vez? ¿No iba el arquero?, se pregunta Eutiquio. Juárez anota: 8-7. Le toca a Cárdenas otra vez, patea y… Miguelucci adivina y vuela a su derecha. Se desata la tormenta, Absalón grita eufórico: “¡¡¡Platense no se va carajo!!!“. Eutiquio se pone a llorar. Salen de la cancha y se cruzan sin decir palabra… Absalón se fue con otros calamares en el 133, Eutiquio se fue en el 75 en un viaje para él interminable…

José Galoppo (Ascenso Con Estilo)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *