Grandes campeones

La Reserva del Club Atlético Platense le ganó la final por penales al Deportivo Riestra, en la cancha de Barracas Central, y se consagró campeona del Torneo 2016. El partido había terminado 3 a 3. En la tanda, los locales fallaron dos y Andrés Desábato contuvo esa misma cantidad de penales.

A nota
Los pibes lo hicieron. A pesar de enfrentar a un rival con jugadores profesionales y tener que soportar un muy mal arbitraje, el Marrón resistió con ocho hombres en el alargue y logró desatar el festejo luego de la tanda de penales. Gran titulo de los chicos de Jorge Brandoni.

Palito no quiso modificar casi nada con respecto al once que venía de ganarle a Fénix. Por eso, mandó a la cancha a: 1 Andrés Desábato; 4 Nicolás Morgantini – 2 Federico Briones – 6 Pablo Hernández – 3 Nazareno Fernández; 5 Sebastián Domínguez – 11 Emiliano Villarreal – 8 Diego Molina Fariña – 10 Cristian Zarco; 7 Nicolás Lugli y 9 Catriel Lucero. Tan solo el ingreso de Hernández por Gabriel Mannino, en la saga, fue el único retoque de Brandoni.

De entrada aparecieron las emociones. A los 4, Zarco mandó el centro y un hombre del local la tocó con la mano. El juez Ezequiel Yasinki rápidamente dio penal. La bola la tomó Catriel Lucero, quien la puso en el ángulo izquierdo de Carlos Morel. Solamente cuatro minutos duró la alegría, ya que a lo ocho llegó un lateral, Molina Fariña y Hernández saltaron y el árbitro entendió que hubo un empujón al ganar en las alturas. Penal. La acción la cambió por gol el delantero Oscar Velazco.

El Calamar se volvió a enfocar en su juego y generó espacios por los costados con los desplazamientos de Villarreal y las subidas de Morgantini. A los 17, Lucero puso la cabeza y se la bajó a Lugli, que corrió en soledad y la pinchó ante la salida de Morel. Golazo para poner el juego 2 a 1.

Casi calcado a lo que pasó después del 1-0 fue lo que sucedió después. Tres minutos pasaron, llegó un centro y Fernández puso la mano. Yasinki sin dudarlo volvió a sancionar penal. Velazco nuevamente tomó la pelota, amagó, pero esta vez Desábato lo esperó y atajó el remate. Así se fueron al descanso.

En la segunda parte todo se le fue lentamente yendo de las manos al juez. Platense, mientras tanto, hizo su tarea. A los 11 Morgantini se escapó en velocidad, mandó el centro y Lucero la calzó con una fenomenal tijera para poner el 3 a 1. Cinco minutos después comenzó el show de las tarjetas. Doble amarilla para Fernández en el Calamar y un minuto después roja directa para Jorge Benítez, por una patada, en Riestra.

El local se acomodó mejor diez contra diez y descontó, a los 18, en una jugada colectiva que tuvo su final en el pie derecho de Velazco. El partido estaba 3 a 2. Los minutos que sucedieron después fueron catastróficos para Platense. A los 27 el árbitro expulsó a Molina Fariña, por una supuesta mano que derivó en la segunda amarilla. A los 32, Domínguez fue al piso y Yasinki le mostró la roja directa, en una jugada que se podría arreglar con una amarilla. Y a los 36 el juez le otorgó el tercer penal para Riestra en la tarde por una mano de Morgantini. Velazco no falló y puso el 3 a 3. Un bochorno.

El alargue se sufrió mucho ya que el local tenía diez hombres y la visita ocho. Desábato tuvo que salir al auxilio y tapó cuatro bolas claves. Los del Bajo Flores carecieron de creatividad y no aprovecharon la ventaja. Todo se debió definir desde los 12 pasos.

LOS PENALES 

El contracturado Lucero inauguró la tanda y acertó. Inmediatamente Edilio Cardozo fue para Riestra, pero Desábato se barrió y tapó. Gastón Cesani intentó poner el 2-0 para el Calamar y Morel salvó contra la izquierda. El robusto Velazco fue a patear su cuarto penal de la tarde. Se perfiló, no amagó tanto pero le pegó como nunca; por arriba del travesaño.

1-0 y chance de ampliar. Desábato tomó la responsabilidad, le pegó fuerte pero el balón dio en el travesaño y el línea dijo que no entró a pesar de las protestas del golero. El equipo rojo pudo encontrar tranquilidad en la ejecución de Sebastián Soto. Gol y 1-1. El “Melli” Francisco Greco fue para el Marrón, abrió la zurda y clavó el 2-1. Antonio Borda también acertó para el Albinegro. Última tanda. Morgantini agarró la pelota en el Calamar. El “4” sacudió y entre Morel y el travesaño le dieron que no agónicamente. Si lo hacía Riestra ganaba. A eso fue el arquero Morel. El “1” repiqueteó, amagó a romper y tocó suave. Desábato se avivó y lo esperó hasta el final para contener el tiro. Se salvaban los de Brandoni.

Muerte súbita. Tensión inconmensurable. Briones agarró la pelota y le dio fuerte. Gol de Platense. Jonathan Goya fue el elegido de los locales para el 6to tiro. El volante la tiró al horizontal para que explote la alegría de los pibes de Platense. Merecidísimo triunfo para ellos. Justos campeones por la entrega, el coraje y las ganas ¡Felicidades!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *