Dante Zuñiga arregló su llegada a Platense y se convirtió en el nuevo refuerzo del “Calamar”. Nació en Neuquén, tiene 31 años, llega proveniente del Deportivo Morón y se desenvuelve como volante central. Hombre frío de movimientos interesantes.

Zuño
Volante con más despliegue que marca. Puede arrastrar, asistir y encargarse que los demás jueguen. Es un volante que conoce la categoría y sabe lo que es el “fútbol humilde” ya que estuvo 10 años entre el Torneo Argentino A y B.

El volante se formó en Alianza Cutral Có, de Neuquén, en donde jugó de 2001 al 2003 en el Argentino “B”.

Luego se fue a Centenario, otro equipo de Neuquén en la misma categoría. Allí pasó a la zona de grupos, pero luego fue eliminado en la segunda ronda en manos de Deportivo Madryn por 4-2 en el global.

Después de ese paso regresó al club que lo vio nacer, Alianza Cutral Có. Allí se quedó desde el 2004 al 2006.

A continuación, el “Pato” emigró a Rivadavia (Lincoln) por 6 años (de 2006 al 2012) En el club del cual surgieron los hermanos Schiavi jugó un total de 182 partidos y convirtió 9 goles. Rivadavía tuvo buenas campañas con Zuñiga en el Argentino A, llegó a la final contra Brown de Puerto Madryn en 2007 por el torneo Clausura donde cayó derrotado.  En esos años pasaron por el “Rojo” futbolistas que terminaron jugando en primera división como Juan Bottaro, Diego Castaño, Eduardo López y Guillermo Suárez.

Ese buen pasar del volante por Lincoln le abrió la puerta a la Primera B Metropolitana, Deportivo Morón puso la vista en él y lo contrató en el 2012. En la última temporada con el “Gallo” recibió 10 amarillas y 1 roja. Aparte, convirtió un golazo ante Deportivo Armenio en la victoria por 3 a 0 en el Oeste, ese fue el único que hizo con la camiseta de Morón. Igualmente, Zuñiga se ganó tempranamente la titularidad y fue uno de los pilares del equipo que se salvó del descenso la temporada anterior. Es un “5” que necesita que lo acompañen, su fuerte no es la marca pero con la pelota y con sus movimientos hace cosas muy interesantes.

Ahora llega a Platense para pelear su puesto, seguramente no como el “5 de marca” como lo fue Jonatan Páez el torneo pasado, si no como el volante que reciba y distribuya el fútbol por el centro del campo. Técnica envidiable, movimientos finos, calidad de sobra. Solo falta verlo en acción, promete mucho..

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here